martes, 25 de abril de 2017

DÍA DEL SERVICIO DE OFICINISTAS, DIBUJANTES Y TRADUCTORES DEL EJÉRCITO

Día del Servicio de Oficinistas, Dibujantes y Traductores del Ejército "San Marcos Evangelista"
Nuestro saludo para el personal del servicio y nuestro agradecimiento por la importante contribución que prestan al Ejército con su tarea cotidiana.
Que San Marcos los proteja y los anime en el cumplimiento de su labor.
El Servicio está integrado por suboficiales del Ejército Argentino de las especialidades de Oficinistas, Dibujantes y Traductores, los que se desempeñan en las áreas administrativas de los Comandos, Direcciones, Organismos, Institutos, Juzgados de Instrucción Militar y Unidades, elaborando la documentación mediante las herramientas que brinda la informática y tramitando la correspondencia de la fuerza.
En la imagen: Oficinistas del Ejercito Argentino hacia el año 1916. Cuerpo de Archivistas Ciclistas.

Fuente: www.ejercito.mil.ar

https://www.facebook.com/EJERCITO.NACIONAL.ARG

lunes, 24 de abril de 2017

ANIVERSARIO DE LA JURA DE LA BANDERA EN LAS ISLAS Y ARRIBO DE EFECTIVOS

EL 23 de abril, en una emotiva ceremonia rodeada de la mayor sencillez y solemnidad, se realizó la primera jura a la Bandera de tropas argentinas en combate. Este acto tuvo lugar en proximidades del aeropuerto por parte de los soldados de la clase 1963 del Regimiento de Infantería 25, que cubrían la posición de defensa del sector este de las Islas. Una ceremonia similar tuvo lugar en la zona de Darwin, con efectivos de este mismo Regimiento.
El día 24, Tras una agotadora marcha a través del TOAS, arribó a las Islas Malvinas el Regimiento de Infantería 12 procedente de la ciudad de Mercedes, Corrientes. A su arribo y por falta de medios debió marchar más de 25 kilómetros con armamento y bolsones de equipo al hombro. Le cupo la misión de ocupar la zona de Darwin y organizarla para la defensa. Los cruentos combates de Darwin y Goose Green dieron claras muestras del tesón y coraje de esta histórica unidad correntina, la que soportó durante 48 horas el ataque de un enemigo superior en medios de combate, de apoyo logístico, aéreo y naval. Ese mismo día arribó a Puerto Argentino el Regimiento de Infantería 5, unidad que desde Paso de los Libres, Corrientes debió realizar una penosa y complicada marcha para llegar a Malvinas en las últimas horas de la tarde del 24 de abril. Su destino final fue Puerto Howard, teniendo como misión la de ocupar la Isla Gran Malvina y organizarla para su defensa. Esta misión la cumplió hasta el final de la campaña con gran espíritu de sacrificio y pese a las vicisitudes logísticas que le impuso su aislamiento. Fue esta unidad un ejemplo claro del temple y coraje del soldado correntino demostrado con creces a lo largo de la historia bélica del país, ratificado en esta nueva gesta argentina. Arribó también a Puerto Argentino el Comandante de Brigada I III con su Estado Mayor y efectivos de la Ca San 3 (-). El desplazamiento de este Comando comenzó en los primeros días de abril desde sus cuarteles de origen en Curuzú Cuatiá, Corrientes. Luego de cumplir numerosas misiones en el Atlántico Sur, cruzó en este día a las Islas Malvinas. Su arribo se produjo en las últimas horas de la tarde. El accidente del buque Córdoba y los movimientos realizados previamente afectaron seriamente la situación de esta GUC, lo que fue motivo de un informe especial.
Fuente: www. ejercito.mil.ar
 

domingo, 23 de abril de 2017

DÍA DEL ARMA DE CABALLERÍA

En el día en que se recuerda el martirio de su santo patrono, saludamos a todos los integrantes del arma y rogamos a San Jorge que les dé las fuerzas necesarias para emprender las empresas propias del ideal caballeresco.

EL ARMA.
El arma de Caballería es una armónica conjunción de hombres y medios fundamentada en valores morales y tradiciones; organizada, equipada e instruída para establecer contacto, entrar en combate y avanzar sobre el enemigo mediante el fuego, el movimiento y la acción de golpe. Se concreta a través de su contacto directo con el enemigo, constituyendo así uno de los elementos básicos de combate.Estas funciones del arma, históricamente, se han materializado constituyendo elementos de gran rapidez táctica a disposición del comandante, para adelantarse al conjunto de la fuerza, explorando el dispositivo enemigo y el terreno para la batalla con parte de sus medios, mientras que con otros, participa en el desarrollo de la misma, dando amplitud a la maniobra, otorgando profundidad al propio dispositivo y constituyendo una reserva apta para explotar con rapidez las situaciones favorables.

PROVERBIOS DE LA CABALLERIA
·Caballero es hombre que procura la paz por la fuerza.
·El caballero es hombre elegido antiguamente para ser mejor hombre que otro.
·El caballero tiene espada por justicia, y caballo por señorío.
·Como la humildad está elevada, el caballero debe ser humilde.
·El caballero va bien vestido porque es honrado.
·Las vestiduras de telas no son tan nobles como las de las virtudes.
·El caballero tiene divisa para ser conocido por todos.
·Un mal hombre no debe ascender a lo alto para que sea conocido.
·El orgullo rebaja al hombre.
·Quien sube es por virtud; quien baja es por vicio.
·Villano que se hace caballero, injuria al caballo.
·Caballero vil, solamente debe cabalgar en asno.
·Al caballero pertenecen bienes y honras.
·El mundo se hallaría en buen estamento si fuesen señores de él un buen clérigo y un buen caballero.
·Buena es la compañía de un buen clérigo y de un buen caballero.
·Nadie es más vil que un caballero cobarde.
·Nadie cae tan bajo como el que cae desde una gran virtud.
·Hayas temor del caballero humilde; pero no del orgulloso.
·Más fuerte es el caballero por sus virtudes que por su lanza y espada.
ARRIBA JINETES
(Marcha Militar Oficial del Arma de Caballería)


¡ARRIBA, JINETES, MARCHEMOS,
QUE EL CLARIN YA VIBRANTE SONO;
A CABALLO, A CABALLO, VOLEMOS,
A LA LUCHA NOS LLAMA EL CAÑON!

¡A LA CARGA!, FUE EL GRITO DE GUERRA
QUE EN LA PATRIA VIBRANTE SONO.
¡A LA CARGA!, QUE TIEMBLE LA TIERRA,
¡A VENCER O A MORIR, ESCUADRON!

¡ENRISTRA LANCERO TU LANZA,
QUE TU MOHARRA DE HONOR SE CUBRIO,
Y RECUERDA QUE ELLA NO ALCANZA
CUANDO FALTA UN AUDAZ CORAZON!

sábado, 22 de abril de 2017

ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DEL GENERAL MANUEL J. CAMPOS

El día 22 de abril de 1847 nace en la ciudad de Buenos Aires el General Manuel J. Campos. Inició muy joven su carrera militar, desempeñándose en la Guerra del Paraguay en forma notable, lo que le valió ascensos en el campo de batalla. Al estallar una sublevación en Mendoza el 9 de noviembre de 1866, el gobierno debió enviar varias unidades retiradas del frente al mando del General Wenceslao Paunero, entre las que estaba la unidad del Teniente Campos. Terminada esta campaña, volvió a la Guerra del Paraguay, asistiendo a varios combates y batallas. En 1870 regresó a Buenos Aires, siendo enviado a la primer campaña contra el caudillo Ricardo López Jordán, instigador del asesinato del Capitán General Justo J. de Urquiza. Su desempeño mereció recomendaciones del General Donato Álvarez. Asistió a la segunda sublevación jordanista. En la Batalla de Santa Rosa, a las órdenes del General Julio A. Roca, alcanzó el grado de Teniente Coronel. En 1875, combatió a la sublevación de los hermanos Taboada en Santiago del Estero. En 1879, fue designado ayudante del General Roca en su campaña al Río Negro, siendo luego designado jefe de un regimiento y posteriormente de una brigada de caballería. En 1882, fue nombrado jefe de las fronteras del Sur de Buenos Aires. Falleció en Buenos Aires el 15 de diciembre de 1908.

http://www.fotolog.com/ejercitonacional

viernes, 21 de abril de 2017

ANIVERSARIO DEL COMBATE DE RIOBAMBA

El 21 de abril de 1822 bajo una intensa lluvia las tropas del ejercito español se encontraban en el valle de Rio Bamba.Los independientes a órdenes del General Sucre provocaban con empeño la batalla, pero el enemigo iba cediendo el terreno y se mantenía a la estricta defensiva. Debido al permanente asecho, el ejército español se vio obligado a ocupar una nueva posición mas a retaguardia, con su caballería al frente.
Al ver esto Sucre ordeno al 1er Escuadrón de Granaderos a ordenes del Sargento Mayor Juan Galo de Lavalle que reconociera el terreno.Lavalle junto a sus bravos avanzo sobre el valle y se hallo improvisadamente al frente de toda la caballería enemiga.
Con sus noventa y seis granaderos cargo a fondo sable en mano poniéndolos en completa retirada y los siguió hasta el pie de las posiciones que ocupaban la masa de infantería buscando la protección.
Lavalle temiendo un ataque por las dos armas ordeno hacer alto y volver caras por pelotones, la retirada se hacia al tranco, pero una vez que la caballería realista se reorganizo volvió al ataque a gran galope, los Granaderos argentinos sostenidos esta vez por los Dragones de Colombia volvieron sus caras y envolviendo a al enemigo lo enfrentaron con bravura. El choque fue recio y sangriento, argentinos y colombianos embestían con furia a los españoles que caían fulminados o emprendían la retirada.
Este combate dejo en el campo 52 muertos, incluso tres oficiales y mas de cuarenta heridos entre los españoles y no mas de cinco entre granaderos y dragones.Aquel 21 de Abril de 1822 fue la antesala de la independencia del Ecuador.Fue este uno de los mas importantes combates de Caballería de la Guerra de la Independencia Americana.
Al referirse al mismo, Lavalle en su parte de guerra dice que el coraje brillaba en los semblantes de los bravos granaderos y era preciso ser insensible a la gloria para no haber dado una segunda carga.
Con esta acción la caballería realista quedo anulada para todo el resto de la campaña. Por este triunfo el General San Martín condecoro a Lavalle y le dio el titulo de Granaderos de Riobamba.La audacia, el espíritu agresivo, la intrepidez y la iniciativa, le permitieron a Lavalle el vuelco favorable de esa situación desventajosa en que se encontró imprevistamente. Asumió todos los riegos, por su acción de mando y su ascendiente siempre sostenido por su ejemplo personal arrastro a los tímidos y dudosos convenciéndolos y a los valientes enardeciéndolos hasta lograr la victoria.
El General Sucre en su parte oficial el 23 de abril hace merecida justicia al Sargento Mayor Juan Galo de Lavalle y expresa: Mande al Escuadrón de Granaderos y Dragones a un reconocimiento a poca distancia de la Villa de Río Bamba, el Escuadrón de Granaderos se hallo al frente de toda la caballería enemiga y su Jefe tuvo la elegante osadía de cargarlos y dispersarlos, con una intrepidez que habrá raros ejemplos. Su Comandante a conducido su cuerpo al combate, con un valor heroico, con una serenidad admirable y sus oficiales se han distinguido particularmente.
PARTE DEL COMBATE DE RIOBAMBA
RIOBAMBA, Abril 25de 1822
.-AL EXCMO. SR. DON JOSE DE SAN MARTIN, CAPITAN GENERAL DEL EJERCITO LIBERTADOR DEL PERU Y PROCTECTOR DE SU LIBERTAD.
EXMO. Sr.
El día 21 del presente se acercaron a esta villa las divisiones del PERU y COLOMBIA Y ofrecieron al enemigo una batalla decisiva. El primer escuadrón del regimiento de GRANADEROS A CABALLO de mi mando marchaba a la vanguardia descubriendo el campo y observando que los enemigos se retiraban, atravesé la espalda de una altura, en una llanura me vi en repentinamente al frente de tres escuadrones de caballería fuerte de siento veinte hombres cada uno, que sostenían la retirada de su infantería; una retirada hubiera ocasionado la pérdida del escuadrón y su deshonra y en el momento de provocar en COLOMBIA su coraje; Mande formar en batalla, poner sable en mano, los cargamos con firmeza. El escuadrón que formaba noventa y seis hombre parecía un pelotón respecto de cuatrocientos hombres que tenían los enemigos; ellos esperaban hasta la distancia de quince pasos poco mas o menos cargando también, pero cuando oyeron la voz de degüello y vieron morir acuchillada tres o cuatro de sus mas valientes, volvieron cara y huyeron en desorden, la superioridad de sus caballos los saco por entonces del peligro con perdida solamente de doce muertos, y fueron a reunirse al pie de sus masas de infantería.El escuadrón llego hasta tiro y medio de fusiles de ellos y, teniendo un ataque de las dos armas, lo mande hacer alto, formarlo y volver caras por pelotones; la retirada se hacia al tranco del caballo cuando el GENERAL TOBRA puesto a la cabeza de sus tres escuadrones los puso a la carga sobre el mío. El coraje brillaba en los semblantes de los bravo granaderos y era preciso ser insensible a la gloria para no haber dado una segunda carga.En efecto, cuando los cuatrocientos godos habían a cien pasos de nosotros, mande volver caras por pelotones, y los cargamos por segunda vez: en este nuevo encuentro se sostuvieron con alguna mas firmezas que en el primero, y no volvieron caras hasta que vieron morir dos capitanes que los animaban. En fin, los godos huyeron de nuevo arrojando al suelo sus lanzas y carabinas y dejando muertos en el campo cuatro oficiales y cuarenta y cinco individuos de tropa. Nosotros nos paseamos por encima de su muertos a dos tiro de fusil de sus masas de infantería hasta que fue de noche y la caballería que sostenía antes la retirada de su infantería fue sostenida después por ella. Cincuenta DRAGONES DE COLOMBIA que vinieron a reforzar el escuadrón lo acompañaron en la segunda carga y se condujeron con braveza. El escuadrón perdió un granadero muerto y dos heridos después de haber batido a un numero tan superior de enemigo en el territorio de quito. Entre tantas acciones brillantes de los oficiales y tropa del escuadrón es difícil hallar las de mas mérito; sin embargo es precioso nombrar al valiente SARGENTO MAYOR GRADUADO CAPITAN DON ALEJO BRUIX, AL TENIENTE DON FRANCISCO OLMOS, a los SARGENTO DIAZ Y VEGA y al GRANADERO LUCERO. Tengo el honor de asegurar a vuestra excelencia mis respectos y que soy su atento servidor Q. S. M. B.JUAN LAVALLE

http://www.fotolog.com/ejercitonacional

jueves, 20 de abril de 2017

ANIVERSARIO DE LA MUERTE DEL GENERAL JUAN APOSTOL MARTÍNEZ

El 20 de abril de 1842 es ejecutado por decapitación el General Juan A. Martínez. Luego de ser capturado formando parte del ejército del General José M. Paz. Había iniciado su carrera militar con la primer Invasión Inglesa en 1806. Formó parte del ejército sitiador de Montevideo y participó en la Batalla del Cerrito. Integró el Ejército de los Andes y luchó en Chacabuco, Curapaligüe y Gavilán. Combatió en Maipo y después de esta batalla persiguió con 50 jinetes al jefe español Osorio sin poder darle alcance. Concurrió a diferentes campañas en el Perú, donde se lo distinguió por su bravura y valor. Para la Guerra del Brasil, se embarcó en buques de la escuadra asistiendo a las batallas de Juncal y Los Pozos. Asumido el gobierno de Buenos Aires por Rosas emigró al Uruguay de donde regresó hacia su infortunado fin. Había nacido en Santa Fe el 10 de junio de 1783.

En su juventud combatió contra las Invasiones Inglesas, pero regresó a su hogar en Santa Fe.
En 1811 fue incorporado como oficial a un regimiento de artillería, y con éste participó en la campaña sobre Montevideo; peleó en las batallas de Las Piedras y Cerrito y participó en el sitio de esa ciudad hasta el final del mismo, en 1814.
Se incorporó al Ejército de los Andes en el regimiento de infantería Nro. 11, bajo el mando del General Juan Gregorio de Las Heras. Luchó al frente de una fracción de artillería en las batallas de Chacabuco, Curapaligue, Gavilán (durante esta batalla, sus cañones fueron destruidos, por lo que montó a caballo y se unió a los Granaderos), Talcahuano, Cancha Rayada y Maipú. Se le encargó la persecución del General Mariano Osorio, pero no logró alcanzarlo.
Pidió y obtuvo la baja del Ejército, pero al poco tiempo fue reincorporado. Participó en la Expedición Libertadora al Alto Perú, y permaneció en el cuerpo principal del ejército junto al General José de San Martín. Formó parte de la campaña del General Rudecindo Alvarado a “Puertos Intermedios”, luchando en las derrotas ocurridas en Torata y Moquegua.
Regresó a Buenos Aires en septiembre de 1824. Fue nombrado comandante de la frontera norte de la Provincia con los Ranqueles, con el grado de Coronel y con sede en Salto, Provincia de Buenos Aires. Pero su médico le prohibió montar a caballo, por lo que pasó a la infantería de marina. Fue el jefe militar de la Isla Marín García, desde donde apoyó en 1827 la campaña naval de Juncal. Fue relevado en octubre de ese año por orden del gobernador Manuel Dorrego. Al año siguiente se embarcó como voluntario en la flota del Capitán Guillermo Brown, participando en el Combate de los Pozos.
En junio de 1828 fue enjuiciado por orden de Dorrego, por desacato. La causa fue olvidada y a fines de ese año fue enviado al ejército de la Banda Oriental. Pero no llegó a salir para su destino, porque unió sus fuerzas a las que, el 1 de diciembre, se sublevaron contra Dorrego. Apoyó la elevación del General Juan Galo de Lavalle al poder, y fue el encargado de rendir el Fuerte de Buenos Aires, que hacía las veces de casa de gobierno.
Combatió en la batalla de Navarro y participó en las campañas al interior de la provincia. También hizo la campaña a Santa Fe a órdenes de Lavalle, y combatió en la Batalla de Puente de Màrquez. Tras el fracaso del primer acuerdo entre el líder federal Juan Manuel de Rosas y el General Lavalle, acompañó a éste a entrevistarse con el primero en Barracas.
Tras el ascenso de Rosas al gobierno, se negó a unirse al ejército que marchó a enfrentar al General José María Paz y emigró a Montevideo. Fue dado de baja del ejército porteño a principios de 1830. En octubre acompañó a Lavalle en primera campaña contra el gobierno de Entre Rìos, que terminó en un fracaso, y permaneció un tiempo retirado.
En 1836 participó en la revolución de Fructuoso Rivera contra el presidente Oribe y debió huir a Brasil. Al año siguiente participó en la invasión de Rivera y luchó en la decisiva Batalla del Palmar. Rivera lo ascendió al grado de General, y fue confirmado tras la renuncia de Oribe.
En 1839, cuando se produjo en el sur de la provincia de Buenos Aires la rebelión de los llamados Libres del Sur, contaban con el apoyo de Lavalle. Pero éste tardó en decidirse a apoyarlos, y finalmente decidió marchar sobre Entre Ríos. Sólo envió, muy tarde, escasas fuerzas al mando de Martínez. Cuando éste llegó, encontró los restos dispersos tras la derrota en la Batalla de Chascomús, mandados por el Coronel Manuel Rico. Embarcó hacia Martín García a los sobrevivientes.
Participó de la campaña de Lavalle a Entre Ríos y peleó en la Batalla de Yeruá, continuando camino hacia Corrientes. Cuando Lavalle reinició la invasión de Entre Ríos al frente del Ejército Correntino, Martínez permaneció en Corrientes, donde se incorporó al nuevo Ejército que organizó allí el general Paz.
Participó en la notable victoria de Caaguazú y llegó en las fuerzas de Paz hasta Paraná. Poco después solicitó y consiguió ser enviado a Santa Fe, donde se puso a órdenes del Gobernador Juan Pablo López, que se había pasado al bando unitario. Fue nombrado segundo jefe de su ejército.
Poco después llegaba a Santa Fe el ejército de Oribe, después de haber destruido la Coalición del Norte en las provincias del interior, y atacó Santa Fe. Simultáneamente entró en la provincia otro ejército federal, enviado desde Buenos Aires por Rosas.
El 19 de abril de 1842, la avanzada santafesina, al mando de Martínez, fueron derrotadas por el Coronel Jacinto Andrada, santafesino, en las cercanías de Coronda. Pero Martínez resistió varias horas antes de ordenar la retirada, permitiendo al Gobernador López evacuar la ciudad con su ejército, alimentos y toda el dinero de las arcas de la provincia.
En la madrugada del día siguiente, acompañado solamente por su ayudante, Martínez buscaba entre la niebla el camino hasta el campamento de López, cuando dio por casualidad con las tiendas de campaña del ejército federal. Fue capturado y ejecutado ese mismo día; su cuerpo fue decapitado por orden del Coronel Santa Coloma. Tres días más tarde, el ejército de López sería destrozado en Colastiné.
En la imagen: Escena de la Batalla de Maipo, en la cual participara vivamente el Gral. Martinez.

http://www.fotolog.com/ejercitonacional

miércoles, 19 de abril de 2017

REGIMIENTO DE INFANTERIA 37 "CORONEL LUIS JORGE FONTANA"

(1979 - 1992)
Fue creado por Decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nro 571/79, obedeciendo a la necesidad de guarnecer, desde tiempos de paz, un espacio geográfico sumamente expuesto de nuestra dilatada Patagonia, incrementando además la capacidad operativa de la IXna Brigada de Infantería.
Su ubicación, en el paraje anteriormente denominado Paso Río Mayo -a la sazón un pueblo de 2200 habitantes- ya había servido como asentamiento de tropas durante la movilización de 1978.
Durante los años 1980 y 81 funcionó como núcleo (1 subunidad) en las instalaciones del Regimiento de Infanteria 8 en Comodoro Rivadavia mientras finalizaba la construcción de sus cuarteles, los que fueron ocupados a partir de marzo de 1982, en los que permaneció hasta su disolución.
A poco de instalado debió desplegar parte de sus medios para proporcionar seguridad estratégica en la zona limítrofe durante la Campaña del Atlántico Sur. Los hitos 45 y 50, a partir de ese momento, supieron de sus despliegues, ejercicios y reconocimientos, al igual que otros lugares que se transformaron en familiares para quienes lo integraron: Paso Coihaique, valle Huemules, Ricardo Rojas, Aldea Beleiro, Alto Río Mayo, Río Senguer, cañadón Faquico, etc., en los cuales desarrollo su capacidad operacional para el cumplimiento efectivo de su misión.
Organizado como Regimiento de Infantería Ligera (Motorizado) al serle impuesto el nombre de "Coronel Fontana" recogió la tradición de quienes formando parte de la expedición que él comandó y llamó Compañía Rifleros del Chubut, en 1885, fueron los primeros en reconocer y recorrer, en nombre del Gobierno Argentino, esas extensas regiones hasta entonces bajo dominio de indios Tehuelches y aventureros extranjeros.
Sirviendo a ese mismo propósito, afianzando la soberanía en el rincón sudoeste de la provincia de Chubut, conquistó el reconocimiento y aprecio de los habitantes de aquellas alejadas y aisladas localidades, lo que puso de manifiesto en la ceremonia de disolusión al entregar los cuarteles a la Brigada de Ingenieros 9.
Su bandera de guerra, que no llegó a recibir su bautismo de fuego, se conserva en el Comando de la IXna Brigada Mecanizada, en la ciudad de Comodoro Rivadavia.
El 15 de diciembre de 1992, en el marco de la reorganización del Ejército, el regimiento fue disuelto por orden del Jefe de Estado Mayor General del Ejercito.
En la Imagen se puede apreciar al Coronel Luis Jorge Fontana, cuyo nombre llevara el Regimiento hasta su disolución en 1992. 
El Coronel Luis Jorge Fontana nació en Buenos Aires. A temprana edad se trasladó con su familia a Carmen de Patagones, y ya a los trece años ingresó como aprendiz a la Comandancia Militar de Río Negro.
Participó en la guerra del Paraguay, y a su término vivió algún tiempo en Buenos Aires, donde fue alumno de Germán Burmeister, con quien estudió ciencias naturales, astronomía y física.
Regresó al ejército, donde cumplió distintas tareas en expediciones de demarcación de límites explorando el Chaco Boreal, el Chaco Central y el Chaco Austral. Durante estos viajes de exploración del gran Chaco perdió su brazo izquierdo en un combate con los indígenas de la zona.
En 1879 fundó la Ciudad de Formosa, y alcanzó el grado de teniente coronel.
De regreso a la Patagonia que había visitado en su infancia, y en 1884 fue nombrado primer gobernador del nuevo Territorio Nacional del Chubut. Allí dirigió la expedición al oeste, con un grupo explorador denominado los "Rifleros del Chubut", que descubrió el valle 16 de Octubre, zona fértil precordillerana que se convertiría en un nuevo asentamiento de la colonia galesa de Trevelin.
Transcurrió sus últimos años en la provincia de San Juan, donde ocupó varios cargos públicos y comunitarios.
Fuente: www.infanteria.ejercito.mil.ar

http://www.fotolog.com/ejercitonacional

https://www.facebook.com/EJERCITO.NACIONAL.ARG